¿Cómo evitar que mi gato orine en casa?

Sabemos que los gatos son animales muy limpios, pero a veces, sobre todo los machos, orinan fuera del arenero que tenemos preparado para sus necesidades y dejan marcas en otras partes de la casa. ¿Por qué lo hacen? ¿Podemos evitarlo? Efectivamente, tienen sus razones para hacerlo y sí podemos evitarlo en la mayoría de los casos.

¿Por qué mi gato orina fuera de su arenero?

Seguramente, si tienes un gato que orina en la pared, en el sofá, en las sillas y otros lugares de tu casa y que raras veces lo hace en su arenero te habrás hecho esta pregunta. Debemos recordar que aunque hace muchos siglos que están domesticados y algunos prefieren la convivencia con humanos, los gatos siguen teniendo su instinto. Por lo tanto, seguirán haciendo cosas que puede que a nosotros nos resulten extrañas o incluso molestas. En el caso de la orina fuera de lugar puede tratarse de diversos motivos, como por ejemplo:

  • Marcaje de su territorio. Los gatos, tanto machos como hembras, pero sobre todo ellos, marcan mucho lo que consideran que forma parte de su territorio y una forma de hacerlo es con la orina. Su orina para nosotros desprende un olor fuerte y desagradable, pero para ellos es algo más, y es que contiene un alto nivel de feromonas que les sirve para identificarse, atraerse los unos a los otros o para conseguir el efecto contrario alejando a posibles competidores. Por la orina saben si se trata de un macho o de una hembra e incluso pueden saber si se trata de un individuo adulto o no. Además, en el caso del marcaje de hembras así identifican los machos cuando están ellas en celo. El marcaje lo podemos identificar fácilmente porque el gato expulsa la orina en forma de aspersor, de manera que observamos pequeñas gotas por distintas zonas.
  • El arenero está demasiado cerca de la comida. Los gatos son muy pulcros, de manera que no es de extrañar que no quieran usar un arenero que está muy cerca de su cuenco de comida y agua. En estos casos, observaremos una micción normal pero en otras zonas del hogar.
  • La caja de arena no está lo suficientemente limpia. Esto puede ser porque ya tenga algunas heces y orines acumulados.
  • El tipo de arena no es el adecuado. Los gatos son muy selectivos y sensibles, de manera que si algo no les gusta simplemente no lo usarán. En el caso de las arenas, suelen rechazar todas aquellas perfumadas. Lo mejor es probar distintos tipos hasta encontrar la que verdaderamente agrada a nuestro gato.
  • Sufre alguna enfermedad o problema de salud. Aunque las causas más comunes son las anteriores, es posible que el gato orine en casa y no en su arenero por motivos de salud. Por este motivo, siempre es recomendable visitar al veterinario antes de nada para comprobar que está sano.
  • Está estresado. La llegada de un nuevo miembro al hogar, una mudanza o un simple cambio del mobiliario pueden hacer que el gato se estrese y empiece a orinar por casa para calmarse y recuperar la estabilidad emocional.
  • Has introducido un nuevo gato pero solo hay un arenero. Siempre que en un mismo hogar conviven varios gatos es conveniente adquirir un arenero por gato y otro extra, solo de esta forma es posible garantizar que no se peleen entre ellos por este recursos y que no orinen fuera de él.

Para entender mejor el comportamiento felino, tanto a nivel personal como profesional, en VETFORMACIÓN podrás realizar el Curso de Etología Felina, impartido por profesionales del sector y con el cual podrás realizar prácticas en centros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *