¿Para qué sirven los bigotes del gato?

Los bigotes de tu gato cumplen varias funciones que, de seguro, ni te imaginabas. A continuación te comentamos más al respecto.

 

Los bigotes o vibrisas son unos órganos sensoriales que aparecieron en la evolución de los mamíferos hace unos 200 millones de años. Sin embargo, existen otros animales con estos órganos, como algunas aves y peces.

Las funciones de las vibrisas en animales silvestres han sido mucho más investigadas que en animales domésticos, por ello, en el caso de los gatos y los perros (por ejemplo) tenemos menos información.

A pesar de ello, los bigotes del gato siguen siendo una cuestión que sigue causando curiosidad. Además, hay quienes consideran que son uno de los rasgos que los define como felinos. 

¿Cómo usan ellos estos órganos? ¿Para qué sirven? A continuación resolveremos estas dudas y te comentaremos otros temas interesantes.

Los bigotes del gato son un radar

La vibrisas son filamentos totalmente diferentes al resto del pelo del gato. En su base, llamada almohadilla de los bigotes, poseen muchas más terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos y músculos.

Algunos de estos músculos parecen tener algún tipo de conexión con la musculatura ocular. Esto provoca que el gato perciba estímulos mucho antes de visualizarlos. Entonces, son los bigotes los que mandan al cerebro del gato hacia dónde deben mirar los ojos.

Por otro lado, estas vibrisas tan especiales son capaces de detectar cambios en la corriente del aire. Esto es muy beneficioso para moverse en la oscuridad, de forma que el gato podría intuir objetos que bloquean el paso del aire y así, esquivarlos. También les permite saber si caben por un lugar estrecho o no.

La longitud de los bigotes del gato es la medida, más o menos exacta, de la anchura del gato. A excepción de gatos obesos o razas de gatos con bigotes atrofiados.

Los bigotes del gato como herramienta de caza

Los bigotes del gato tienen un valor de supervivencia, es decir, están involucrados en todos aquellos comportamientos que el gato necesita desarrollar para sobrevivir en la naturaleza. Eso incluye la caza.

Aunque parezca increíble, la visión, el olfato, el gusto, el sentido de la propiocepción y el oído están relacionados con las vibrisas de los animales, no solo en el gato.

Si nos centramos en la propiocepción, la cual se encarga de informar al cerebro dónde y en qué posición se encuentran los músculos del cuerpo, nos damos cuenta cuán de importante es esto para el gato.

Un animal tan ágil, con una excelente capacidad para saltar y trepar, además de atrapar presas rápidamente, necesita una buena propiocepción. Por ello, los bigotes  juegan un papel fundamental en las capacidades depredatorias del gato.

Los bigotes del gato cumplen varias funciones importantes.

La comunicación entre gatos

Por otra parte, los bigotes juegan un rol importante en el comportamiento social del gato, así como en la comunicación y, en menor medida, el aprendizaje.

Los felinos, al no tener una amplia parte de su cara sin pelo, no pueden mostrar ciertas expresiones de sus músculos faciales. Este papel se centra en sus bigotes.

Los músculos faciales mueven las vibrisas, según lo que necesiten expresar. Por ello, también están muy relacionados con el comportamiento agresivo y la forma en que este se expresa.

Consejo final: ¡No cortes los bigotes a tu gato!

Varios científicos, desde Vincent en 1912, hasta la actualidad, han sugerido que los bigotes tienen un componente emocional muy importante en los animales. Por ejemplo, su eliminación completa puede provocar un descanso en la actividad general de los animales o una disminución en la motivación. Por ello, si cortas o eliminas completamente los bigotes a tu gato, podrías provocar en él una depresión.

En ocasiones, cuando una gata da a luz, elimina los bigotes de sus gatitos. Este comportamiento no es normal, y está relacionado con niveles muy altos de estrés. Los bigotes de los gatos se caen cada cierto tiempo, y otros vuelven a nacer. Por tanto, no hace falta cortarle los bigotes a tu gato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *