Dieta para tratar la gota. Descubre qué alimentos comer y cuáles evitar

La gota es una forma de artritis que puede afectar a muchas personas alrededor del mundo, produce dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad, sobre todo en la articulación que se ubica en el dedo gordo del pie. Esto ocurre debido a los niveles altos de ácido úrico en la sangre, lo que permite la formación y aucmulación de cristales en las articulaciónes.

El ácido úrico se produce cuando el cuerpo descompone una sustancia química llamado purina, la cual se encuentra naturalmente el cuerpo. También se obtiene de algunos alimentos, como el filete, la carne de órganos, mariscos, bebidas alcohólicas, entre otros, siendo eliminada a través de la orina. Pero en algunas ocasiones el cuerpo produce demasiado ácido o los riñones no excretan lo suficiente. Haciendo que se acumule y con ello ocasione problemas de salud.

En qué consiste la dieta 

Una buena alimentación puede ayudarte a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre, aunque no es la cura, si puedes disminuir el riesgo de ataques recurrentes de gota y ralentizar el daño en las articulaciones. Recuerda que la mayoría de las personas que siguen una dieta para la gota, todavía deben incluir medicamentos para el dolor y el reducir los niveles de ácido úrico.

Este tipo de dietas está elaborada para ayudarte a mantener un peso y hábitos saludables. El evitar algunos alimentos con purinas e incluir otros que pueden beneficiar a la hora de controlar estos niveles de ácido en el cuerpo, tendiendo en cuenta las porciones moderadas. Todo esto quiere decir que la reglas principales en una dieta para la gota, son casi las mismas recomendaciones para un estilo de alimentación saludable.

Qué alimentos incluir

El alimentarse bien te ayudará a mantener un peso saludable, pues la obesidad aumenta el riesgo a la hora de desarrollar gota, por lo que perder peso también reducirá este riesgo, al igual que el estrés general en las articulaciones. Entonces debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Alimentos permitidos 

  • Carbohidratos complejos: Debes aumentar el consumo de frutas enteras y verduras, aunque algunas tienen contenido en purinas como los espárragos o las espinacas, según la Clínica Mayo estos no aumenta el riesgo de gota. Trata de evitar las alimentos altos en fructosa, así como limitar el consumo de jugo de frutas naturales.
  • Agua y proteínas: Es importante que te mantengas bien hidratado, consumas productos lácteos bajos en grasas, carnes magras y lentejas como fuente de proteína.
  • Cerezas: Algunos estudios han mostrado la relación que existe entre el consumo de cerezas con la reducción en el riesgo de ataques de gota. También se dice que los suplementos de vitamina C pueden ayudar a reducir los niveles de ácido, pero esto debe consultarlo primero con el médico.

Alimentos a evitar 

  • Carnes rojas y de órganos: Evita el consumo de hígado, riñones y mollejas, que contienen altos niveles de purinas y contribuyen a un aumento de ácido úrico. También debes limitar el consumo de carnes rojas y productos lácteos altos en grasas.
  • Alcohol y productos azucarados: El consumo de estas bebidas se relaciona con un aumento en el riesgo de gota y los ataques recurrentes. Especialmente la cerveza, pues el consumo de vino en cantidades moderadas parece no aumentar los ataques.
  • Mariscos: Las anchoas, mariscos, sardinas y atún tienen purinas, pero según la Clínica mayo, son mayores los beneficios que trae para la salud el consumo de pescados, por lo que las porciones moderadas pueden hacer parte de la dieta.

Ejemplo para el menú del día

Esta es una guia para que puedas basar la alimentación diaria, dependiendo de la información suministrada en el artículo. Aunque recuerda que también debes hacerlo bajo la guía del especialista en la salud, para que se acomode a tus necesidades y gustos.

  • Desayuno: Cereal integral sin azúcar con leche descremada, una taza de fresas, café o agua.
  • Almuerzo: Pechuga de pollo asada y en rebanadas, ensalada con verduras, una cucharada de nueces y aderezo de vinagre balsámico con aceite de oliva. Leche baja en grasa o agua.
  • Merienda: Una taza de cerezas frescas y agua.
  • Cena: Salmón asado con judías verdes asadas o al vapor, media taza de pasta integral con aceite de oliva y pimienta. Una taza de melón fresco, agua, yogur o bebida sin cafeína.