Gárgaras para tratar la garganta inflamada

Las gárgaras realizadas con agua tibia y sal, bicarbonato de sodio, vinagre, manzanilla o árnica son excelentes para aliviar la garganta inflamada porque poseen acción bactericida, antimicrobiana y desinfectante, ayudando a eliminar los microorganismos que pueden agravar la inflamación.

Además de esto, también ayudan a complementar el tratamiento para el dolor de garganta, que se puede hacer con antiinflamatorios prescritos por el médico, como por ejemplo Ibuprofeno o Nimesulida.

A continuación vea cómo preparar algunas soluciones para realizar gárgaras para aliviar la garganta inflamada:

1. Agua tibia y sal

Añadir 1 cda de sal en 1 vaso de agua tibia y mezclar bien hasta que la sal quede diluida. Después se debe hacer gárgaras por el máximo de tiempo posible, escupiendo posteriormente el agua. Repetir el procedimiento 2 veces más.

2. Té de manzanilla

Añadir 2 cucharaditas de hojas y flores de manzanilla en 1 taza de agua hirviendo, y mantener en un recipiente cubierto por al menos 10 minutos. Colar y a continuación debe realizar gárgaras durante el máximo de tiempo posible, escupiendo el té y repitiendo dos veces más. Se recomienda hacer un té nuevo cada vez que vaya a hacer gárgaras.

3. Bicarbonato de sodio

Añadir 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en 1 taza de agua tibia, mezclar bien hasta que el bicarbonato esté completamente disuelto. Dar un trago, hacer gárgaras en el máximo de tiempo posible y escupir, repitiendo 2 veces seguidas.

4. Vinagre de manzana

Añadir 4 cucharadas de vinagre y 4 cucharadas de agua en 1 taza, realizar gárgaras durante el máximo de tiempo posible y luego escupir la solución.

5. Té de menta piperita

La menta piperita es una planta medicinal que contiene mentol, una sustancia con propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antivirales que pueden ayudar a aliviar el dolor de garganta, además de ayudar a tratar una posible infección.

Para usar esta gárgaras, debe preparar un té de menta piperita agregando 1 cucharada de hojas con 1 taza de agua hirviendo. Luego dejar reposar durante 5 a 10 minutos y cuando esté tibio, usar el té para hacer gárgaras durante todo el día.

6. Té de árnica

Colocar 1 cucharadita de hojas secas de árnica en 1 taza de agua hirviendo y dejar cubierto por lo menos 10 minutos. Colar y realizar gárgaras durante el máximo de tiempo que sea posible, escupiendo después el té. Repetir 2 veces más.

Cuándo y quién puede hacerlos

Las gárgaras que indicamos aquí deben ser realizadas por lo menos 2 veces por día, mientras que el síntoma persista. Si nota que tiene pus en la garganta puede que sea más difícil hacer gárgaras y en ese caso la ingestión de antibióticos es lo más aconsejado, siempre bajo orientación médica.

Niños con menos de 6 años puede que no consigan hacer gárgaras correctamente, corriendo el riesgo de tragarse la solución aumentando así el malestar, por lo que no es recomendado para edades inferiores a 5 años. Ancianos y personas con dificultad para tragar también pueden presentar esta dificultad, por lo que hacer gárgaras es contraindicado para ellas.