Cuando las tuberías están sucias, estas generan un olor muy desagradable. Asimismo, atraen roedores e insectos. La conclusión es una estancia con muy mal olor, que incluso puede generar las ganas de vomitar. Dado que esto puede pasar tanto en los baños como en la cocina, es bueno que sepas cómo destapar cañerías con bicarbonato.

[pt_view id="5c3b8b67bc"]