Limpiar espejos y cristales es muy fácil cuando se emplean los productos y utensilios correctos. ¿Pero sabes cuáles son? ¿Y sabes qué no usar para limpiar espejos y vidrios? Aclara tus dudas ahora y nunca más tengas espejos y vidrios rayados o manchados.

Productos abrasivos

No se aconseja las esponjas muy ásperas, el papel de lija ni los productos químicos abrasivos como el sopolio y la lejía, ya que pueden manchar y rayar cristales y espejos.

Papel de diario

Este consejo para limpiar ventanas y espejos con papel de periódico arrugado es muy antiguo y a mucha gente le encanta. Sin embargo, existe el riesgo de que la tinta del periódico se afloje y, con el tiempo, se manche el vidrio y los espejos. ¡Ten cuidado!

Trapos que sueltan peluda

La pelusa comienza a pegarse al espejo y al cristal y tú te arrepentirás unos segundos después de haber empezado a pasar el trapo. Evita cualquier paño que suelte pelusa para esta limpieza, o nunca quedará bien limpio.

¿Qué usar para limpiar ventanas y espejos?

Lo mejor es comprar un limpiacristales, rociarlo con un trapo que no suelte pelusa y pasarlo en las ventanas y espejos. Esto es todo lo que necesitas.

Si la superficie tiene mucho polvo, primero utiliza un plumero, ya que el polvo puede tener escombros que rayarán el vidrio y la ventana. Quita este polvo y luego limpia con el producto.

[pt_view id="5c3b8b67bc"]