El mal olor que sale del desagüe no siempre es una señal de que la tubería esté sucia. En ocasiones, esto ocurre cuando el agua no fluye correctamente o cuando el desagüe usado no es el ideal para la función.

Para el primer problema, debes mantener el agua circulando por las tuberías, incluso en un baño sin uso, porque si no hay agua o muy poca, el olor a alcantarillado subirá.

Ya para el segundo problema, es necesario cambiar el desagüe al tipo correcto, porque a veces se instala un desagüe exterior en el baño y luego no tendrá el filtro necesario para evitar que suba el mal olor.

Ahora bien, si ya sabes que ninguno de estos problemas está afectando al desagüe, y el mal olor sigue subiendo, puede ser que una limpieza casera lo solucione. Mica cómo hacerla.

Receta casera para sacar el mal olor de la tubería

Esta receta es para limpiar los gérmenes que están ocasionando que el alcantarillado huela mal y ayudar a eliminar algunos residuos que pueden estar causando el mal olor.

Ingredientes

  • Agua: 1 vaso;
  • Bicarbonato de sodio: 5 cucharadas soperas;
  • Vinagre blanco: 1 vaso.

Modo de preparación

1. Calienta el agua junto con el vinagre. Mientras tanto, puedes echar todo el bicarbonato de sodio directamente por el desagüe.

2. Cuando la mezcla en el fuego esté chisporroteando, casi hirviendo, viértela en el desagüe. Ten cuidado ya que formará espuma. Esta es la que deshará toda la capa de grasa y lodo de las tuberías, quitando el hedor.

3. No dejes que el agua hierva, ya que si alcanza los 100 grados puede debilitar la estructura de las caños y causar daños futuros.

4. Como esta no es una mezcla corrosiva, puedes repetirla más veces, en el caso de que sea necesario.

Lejía

La lejía es el producto que matará los gérmenes y bacterias que pueden estar causando el mal olor en los desagües de la casa.

1. A la hora de usarla, ponte guantes y no te acerques demasiado, ya que si inhalas o dejas que el vapor del producto entre en contacto con los ojos, puedes experimentar irritación y mareos.

2. Vierte un poco de lejía mezclada con un poco de agua fría por el desagüe y no la mezcles con nada más. Cualquier tipo de mixtura, que no sea con agua, puede provocar una reacción química peligrosa.

3. Deje actuar el producto durante media hora, por lo menos. Luego haz una limpieza hasta que la profundidad que puedas y tira el agua para enjuagar.

4. La lejía está bien para las tuberías, por lo que puedes hacer esta limpieza todas las semanas.

Desinfectante

Otro buen producto para dejar tu desagüe fragrante es optar por un desinfectante común, con un aroma que te agrade. Limpiará la suciedad del desagüe y te dejará con un olor más agradable que el que deja a penas la lejía.

Para ahorrar dinero, diluye el desinfectante en un poco de agua y tíralo por el desagüe. Déjalo actuar unos minutos para que mantenga los microorganismos.

A seguir, limpia el desagüe, si puedes, limpia un poco en la tubería con un cepillo propio y enjuaga. Este es el tipo de limpieza que puedes hacer todas las semanas.

Cuidado cuando vayas a desatascar

Si el hedor en el desagüe es causado porque está el caño tapado, el consejo es el de una receta casera que puede ayudar. Pero existen otras alternativas.

[pt_view id="5c3b8b67bc"]